Asombros, llantos y sosiegos

Ganador del Concurso Internacional de Escritura Creativa, género ensayo (2012)

 

RESUMEN PRESENTADO AL CONCURSO

El libro Asombros, llantos y sosiegos contiene mis reflexiones acerca del enigma del universo y la condición humana. Consta de tres partes. La primera, Desvelando el enigma, se pasea por las consideraciones que en torno al enigma han hecho la filosofía (Aletheia), la ciencia (Extrañezas), la religión (Láminas órficas) y el arte (Fatalidad). La segunda, Desde el abismo, se detiene en el aspecto más inquietante del enigma: la muerte. La tercera, Transcurriendo en las ágoras, son un grupo de ensayos breves acerca de temas diversos, en su mayoría literarios, que representan la actividad de quien debe vivir con la comprensión que ha alcanzado.


Con Mariana Libertad Suárez
Con Mariana Libertad Suárez

VEREDICTO

El jurado por el género ensayo del Concurso Internacional de Escritura Creativa, constituido por Mariana Libertad  Suárez, en representación de Editorial Equinoccio; Francisco Olivares, en representación del diario El Universal; y Karl Krispin, en representación de la Dirección de Cultura de Baruta,  decidió dar como ganador el manuscrito: Asombros, llantos y sosiegos, presentado con el seudónimo Ariadna. Una vez abierta la plica correspondió a la escritora venezolana Marisabel Contreras.

El jurado expresó su opinión: “Se trata de una obra con un estilo fluido, escrita con un lenguaje cuidado y de fácil acceso que maneja una estructura excepcional dentro de la prosa conceptual latinoamericana. Propone, además, un recorrido coherente por diversos momentos de la historia de la filosofía que permiten la creación de un mapa novedoso de ideas y conceptos”.


APRECIACIÓN DE JOSÉ MANUEL BRICEÑO GUERRERO

RetratoEs el libro de ideas más interesante que he leído en décadas. Logra expresar una Weltanschauung [cosmovisión] que andaba por ahí, sin la redonda y clara formulación que alcanza aquí. La autora está bien informada sobre el pensamiento clásico y moderno de Occidente sin dejar por fuera las conexiones con Asia. Se pregunta uno si la gracia de su estilo, el encanto de su prosa, se deben a un talento natural o a una larga disciplina; a ambos factores seguramente. La publicación de este libro introducirá inteligencia y belleza en el mundo editorial de habla española con intensidad pocas veces igualada.


CONTENIDO

Asombros, llantos y sosiegos

Prefacio

DESVELANDO EL ENIGMA
Aletheia
Extrañezas
Láminas órficas
Fatalidad

DESDE EL ABISMO
Límite: La urdimbre del abismo
Regentes: Los señores del abismo
Sufrimiento: El encuentro con el abismo
Disonancias: La música del abismo

TRANSCURRIENDO EN LAS ÁGORAS
Caja de sorpresas
Visita infiel
Amores a juro
Las brujas de Macbeth
Decálogo de un ensayista
Hay unas rayas
La sal y el azúcar
Horrores divinos
Sabia evaluación
Magia sin retórica
Desnudeces

Referencias


DECÁLOGO DE UN ENSAYISTAA Pedro Parra Deleaud

A duras penas llevo mi vida como para indicarle a nadie cómo debe llevar la suya. Así que éstas son recomendaciones que me hago a mí misma para escribir ensayos. Un género literario que tiene, como todos, sus peculiaridades y secretos.

  1. Cree en el maestro (Montaigne, García Lorca, Camus, Paz, Cadenas, Febres-Cordero, Echeto) como en Borges mismo.
  2. Cree que tu cima inaccesible es el arte. Si no es el arte, no es la cima.
  3. Resiste cuanto puedas a la originalidad (por ejemplo, para hacer un decálogo, consulta a  Quiroga), pero sé original si el influjo es demasiado fuerte. Después de todo, vives en estos raros tiempos arcaicos que se jactan de inéditos.
  4. Ten fe ciega en el fracaso. Cuídalo como a un perro enfermo, te llenará de bendiciones.
  5. No empieces a escribir sin saber desde la primera línea adónde vas. Esto vale en el cuento y en el ensayo, pero no en la vida. Ella te irá diciendo adónde ir, si prestas atención.
  6. Si quieres expresar con exactitud esta circunstancia: “Desde el río soplaba un viento frío”, no hay en lengua humana más palabras que las apuntadas para expresarla. Una vez dueño de tus palabras, no te preocupes de observar si son entre sí consonantes o asonantes. Los editores y los críticos se preocuparán por ti.
  7. No argumentes sin necesidad. Inútiles serán cuantas citas apuntalen una idea débil. Si hallas la idea precisa, ella sola tendrá una contundencia incomparable. Pero hay que hallarla.
  8. Toma tus ideas de la mano y llévalas firmemente hasta el final. Pero distráete si quieres. Un ensayo no es un cuento, es una conversación —contigo—, y en las conversaciones a veces se divaga. Lo que no está bien es ordenarle al lector que esté de acuerdo con lo que piensas. Un ensayo no es un sermón, es una plegaria. Ten esto por una verdad absoluta, aunque no lo sea.
  9. No escribas bajo el imperio de la emoción. Déjala morir y evócala luego. Si eres capaz entonces de revivirla tal cual fue, has llegado en arte a la mitad del camino. Y es que éste siempre es el asunto: despertar las emociones.
  10. No pienses en tus amigos al escribir, ni en los enemigos que te estás buscando sin ninguna necesidad. Escribe para Montaigne, García Lorca, Camus, Paz, Cadenas, Febres-Cordero, Echeto o Borges mismo. No de otro modo serás capaz de encontrar y comunicar alguna antigua verdad.

Publicado por Editorial Equinoccio (2013). A la venta por Amazon en versiones digital e impresa (2017). Para mayor información, visita mi página en Amazon o comunícate conmigo  a través de esta web (Contacto) o por mis redes sociales.
Anuncios