Los colores de la luz

Unos muchachos reciben una convocatoria –el llamado a la vida– pero no saben de quién ni para qué. Unos no cesan de hacerse preguntas, otros le restan importancia como problema o se desesperan, pero algunos se detienen ante el misterio y optan por mirarlo y rezar.

Anuncios